Navicon

Universidad Columbia

Síndrome de Disfunción Cognitiva en el Perro

Publicado el por Anton P. Baron

Síndrome de disfunción cognitiva en el perro

 

María Belén Paiva Rivarola, Pamela Domínguez y Maximiliano Fernández

Universidad Columbia del Paraguay

 

Nota de los autores

Sede Central, Carrera de Ciencias Veterinarias

 

Introducción

Gracias a los avances en medicina, nutrición y los cuidados de los propietarios, la esperanza de vida de los animales de compañía se ha visto incrementada (Head et al., 2008). Esto ha permitido evidenciar condiciones propias del envejecimiento, tales como enfermedades crónicas y cambios conductuales que hace décadas no era posible pesquisar. Estos cambios tienen repercusiones importantes para la familia, que incluso pueden desencadenar la eutanasia de un animal senil, lo que podría ser evitado al consultar a tiempo con un especialista.

 Tantos veterinarios como propietarios observan cómo algunos perros desarrollan cambios de comportamiento con la edad, a menudo descritos como "seniles", para los que no se les encuentra una causa plausible y que no responden a tratamiento. Varios estudios han sugerido que el envejecimiento cognitivo en perros, de forma similar a lo que ocurre con seres humanos, puede ser clasificado como normal o "exitoso", deterioro cognitivo leve y disfunción cognitiva o demencia.

Recientemente ha sido sugerida una estrecha similitud entre varias de las características clínicas, anatómicas y fisiopatológicas propias de la enfermedad de Alzheimer y el síndrome de disfunción cognitiva de perros senior, en las que se incluye la formación y acumulación de placas amiloideas, apoptosis de neuronas colinérgicas con la consiguiente disminución del neurotransmisor Acetil-colina, déficit cognitivo de tipo progresivo y alteraciones en el ciclo sueño vigilia, entre otras.

Si bien a nivel clínico sabemos que este deterioro cognitivo leve es el preámbulo en muchos pacientes, se determina  cuando y como se desencadenan los procesos de neurodegeneracion y el papel que desempeñan en el curso de la enfermedad, es al día de hoy una de las áreas de mayor interés.

Disponer de un modelo de animal natural en el que poder analizar los procesos que conducen a la enfermedad y que sea de fácil acceso para su análisis puede ayudar en gran medida a aportar información a este respecto.

El perro ha sido un excelente modelo natural, porque se trata de una especie que convive con nosotros desde la pre historia lo que la hace muy cercana al hombre en su comportamiento y costumbres. La enorme población de perros domésticos permite acceder con relativa facilidad a individuos de todas las edades.

El diagnóstico del SDC es complejo. Se basa en los signos de alteraciones cognitivas que  advierte el dueño, quien frecuentemente asocia estas alteraciones a cambios propios del envejecimiento. Además, se deben descartar otras patologías a través de exámenes complementarios  todo esto hace vital la creación y aplicación de  métodos que ayuden a un diagnóstico temprano y certero, como es el uso de formularios específicos en la consulta de los pacientes geriátricos.

La hipótesis de  investigación de este trabajo fue "El síndrome de disfunción Cognitiva corresponde a caninos geriátricos". El objetivo general fue el de Compilar información actual sobre el SDC canina, destacando la necesidad de mayor reconocimiento del mismo en medicina veterinaria. Los objetivos específicos  describir la epidemiologia y los síntomas más comunes del SDC en caninos. Dar a conocer los métodos de diagnóstico temprano del SDC en caninos,  Reseñar un protocolo de tratamiento adecuado del SDC que puede ayudar a mejorar la calidad de vida de los perros ancianos, así como la relación con sus propietarios.

Etiología

El síndrome de disfunción cognitiva (SDC) del perro, es un desorden neurodegenerativo asociado a la edad que se caracteriza por provocar un declive en las funciones cerebrales, que tiene como principal causa la disminución del riego sanguíneo cerebral, unido a la acción de los radicales libres los cuales son tóxicos para las neuronas y cuya acumulación acelera el envejecimiento neuronal, dando lugar a la aparición de esta patología conductual.

Epidemiología y signos clónicos

Signos clínicos

En los perros con SDC la declinación en sus funciones cognitivas puede manifestarse con: signos de desorientación, como visitar un lugar habitual y no poder devolverse, o quedar atrapado en una esquina entre las murallas. Alteraciones en el patrón de sueño, como dormir más horas de día y presentar más actividad en la noche. Alteraciones en la eliminación de orina y fecas, como orinar en un lugar que no es permitido dentro de la casa en la presencia del dueño. Cambios en la interacción con el propietario, como disminución del saludo,  vocalizaciones excesivas.

También presentan ansiedad, agitación, lentitud para aprender cosas nuevas , se lamen excesivamente y así como también pérdida del apetito (anorexia).

Epidemiologia

En EE.UU. en el año 2001 se estudió la prevalencia de los cambios de comportamiento asociados al SDC, a través de encuestas telefónicas a 180 propietarios de perros geriátricos. Se obtuvo como resultado que alrededor de un 48% de los perros de once a dieciséis años presentaban al menos un signo de SDC, aumentando su intensidad a medida que progresaba la edad.

En Chile, sólo se ha realizado un estudio que determinó la prevalencia del SDC en  caninos, el cual fue realizado entre los años 2004 y 2005 por la Universidad Iberoamericana de Ciencias y Tecnología (UNICIT) y encuestó a 146 propietarios de perros geriátricos. Esta investigación se ejecutó en seis de las treinta y cuatro comunas de la ciudad de Santiago, obteniéndose una prevalencia total para la población geronte (de 8 a 18 años)  de los cambios de comportamiento asociados al SDC, a través de encuestas telefónicas a 180 propietarios de perros geriátricos. Se obtuvo como resultado que alrededor de un 48% de los perros de once a dieciséis años presentaban al menos un signo de SDC, aumentando su intensidad a medida que progresaba la edad.

En Paraguay  en la ciudad de asunción en el año 2017 solo se ha realizado una encuesta por vía telefónica a 5 propietarios de perros geriátricos de los cambios de comportamientos y de la relación social con sus propietarios asociados al SDC como resultado que la gran mayoría presentaba al menos un signo de SDC.

Diagnóstico

El SDC canino frecuentemente es subdiagnosticado, debido a que los signos clínicos no son evidentes. Por lo anterior, son los dueños quienes deben advertir el cambio en el comportamiento de su mascota, para así informar detalladamente dichos signos al Médico Veterinario, quien debe interpretar la signología del animal para llegar al diagnóstico e instaurar la terapia adecuada.

En nuestro país el SDC es poco conocido por los profesionales, por lo que es difícil que se tenga en cuenta como una posible causa de las alteraciones de comportamiento de los perros geriátricos. De igual manera, los propietarios desconocen que deben informar a los Médicos Veterinarios, si su mascota manifiesta algún cambio de comportamiento que se esté produciendo últimamente.

 El diagnóstico definitivo para el SDC se realiza a través de un examen histopatológico  pero es necesario realizar un diagnóstico temprano en el paciente que permita instaurar una terapia. Para lograr este objetivo, en los perros gerontes se debe realizar un Diagnóstico presuntivo en base a la exclusión de cualquier patología que pueda generar la sinología.

Dentro de las patologías que deben ser incluidas en un diagnóstico diferencial de SDC se encuentran: disfunciones sensoriales (vista y oído principalmente), alteraciones en el aparato locomotor, enfermedades del tracto urinario que produzcan incontinencia, alteraciones metabólicas, encefalitis crónica o neoplasias en el encéfalo, alteraciones hepáticas o renales, hiperadrenocoKrticismo dependiente de la hipófisis, etc.

En la práctica, el profesional debería descartar cualquier patología primaria a través de una completa anamnesis, examen físico, examen neurológico y exámenes complementarios, y posteriormente aplicar un formulario especial a los propietarios de perros geriátricos, en búsqueda de alteraciones cognitivas. Este formulario a aplicar está especialmente diseñado para diagnosticar el SDC a través de preguntas que detectan un comportamiento anormal que se esté produciendo últimamente en los animales. 

Los formularios que se utilizan para el diagnóstico del SDC, tradicionalmente agrupan los signos clínicos en cinco categorías, donde "D" corresponde a desorientación, "I" a interacción socio-ambiental, "S" a patrón de sueño-vigilia, "H" a entrenamiento hogareño y "A" a actividad (Landsberg, 2005; Head  et al., 2008), Para cada categoría se genera una serie de preguntas que se basan en signos clínicos presentados al  menos una vez a la semana.

El número de preguntas en cada categoría varía según el formulario.

Otra forma de corroborar la veracidad de los formularios es realizar las preguntas a los propietarios de manera continua en el tiempo, con el objetivo de observar el incremento de intensidad de los signos del SDC.

Tratamiento

Para el tratamiento del SDC existen alternativas farmacológicas, nutricionales, de medicina alternativa y conductuales, entre otras. Lo relevante es realizar estas terapias en conjunto y lo más tempranamente posible, para lo que se requiere el diagnóstico precoz.

Tratamiento comportamental

En estados no muy avanzados la terapia comportamental reeducacional puede ser de gran ayuda. Los pacientes con SDC deben llevar una vida rutinaria y predecible. Conviene respetar los horarios de comidas y paseos. Durante el paseo se debe incitar al perro al juego y a obedecer órdenes sencillas (Landsberg, 2006)..En caso de pérdida de hábitos higiénicos se puede aumentar la frecuencia de las salidas y premiar la eliminación de orina y fecas en el sitio correcto.

Tratamiento dietético

La dieta debe ser rica en antioxidantes para contrarrestar el estrés oxidativo(Heath et al 2007) Se cree que los antioxidantes ayudan a recuperar las neuronas que presentan alguna  disfunción(Mandelker, 2008). Alimentar a los perros con dietas comerciales de perros senior  desde los siete años es importante (Roudebush et al., 2005)además se pueden utilizar alimentos  de prescripción cuando ya se ha diagnosticado la patología  También se han utilizado extractos vegetales de como terapia alternativa, que han resultado ser útiles en el tratamiento de ésta enfermedad.

Tratamiento farmacológico

El tratamiento farmacológico tiene como objetivos restablecer los niveles de

neurotransmisores y evitar en todo lo posible que el proceso avance rápidamente. 

El fármaco de elección es la selegilina, también llamada l-deprenil, que es un antidepresivo utilizado para tratar patologías como enfermedad de Parkinson, Alzheimer y depresión en humanos. Actúa como un inhibidor de la enzima MAO-B, por lo que aumenta los niveles de dopamina, feniletilamina y niveles plasmáticos de anfetamina. Además disminuye la producción de radicales libres en el cerebro mediante la inhibición de la enzima MAO-B. Recientemente se ha observado que la selegilina prolonga la esperanza de vida en los perros cuando se administra por el resto de la vida.

Prevención

Para prevenir la presentación del SDC se recomienda mantener a los caninos activos cognitivamente, administrar vitaminas, y proporcionar una nutrición adecuada.   Lo más importante es que los propietarios estén atentos a los cambios conductuales de sus mascotas, que lo comuniquen a sus Médicos Veterinarios y que ellos apliquen los formularios  para el SDC en cada consulta geriátrica, lo que debería realizarse cada seis meses.

Cabe destacar que en Paraguay  el SDC es una patología poco conocida a nivel de los Médicos Veterinarios, y, por lo tanto, una enfermedad poco diagnosticada. Es por esto que es difícilencontrar en el mercado las medidas terapéuticas idóneas, lo que podrá cambiar al introducirse esta patología como una posibilidad en las alteraciones de los perros geriátricos.

 Ante la escasa información de la prevalencia del SDC en caninos geriátricos surge este trabajo, que busca además determinar los signos clínicos más relevantes en la detección de esta patología, así como la influencia de algunas variables que pudieran ser factores de riesgo en su presentación.

Pronóstico

Si se detecta tempranamente el SDC y se instaura la estimulación cognitiva, terapia  nutricional y farmacológica, el  pronóstico es favorable. De esta manera se puede retrasar el  progreso de la enfermedad, pero si se detecta más tardíamente el pronóstico es desfavorable,  dependiendo en gran medida de la capacidad de los propietarios para atender a sus mascotas y  convivir con ellos, ya que frecuentemente se solicita la eutanasia al no poder soportar la falta de comportamiento e interacción social de los caninos.

Conclusión

De acuerdo a la compilación de información, recogida a través de varias páginas hacen referencia y experiencia al Síndrome de Disfunción cognitiva; podemos destacar los siguiente puntos para el diagnóstico temprano,tratamiento a seguir y evolución de la enfermedad en un periodo determinado.

Recomendamos realizar más investigación sobre la enfermedad para que los profesionales tengan más en cuenta sobre esta patología. También realizar testdiagnóstico para los propietarios de pacientes con más de siete años de edad.

Noticias
Corto de estudiante se verá en festivales de Alemania y Nepal

Noticias

Corto de estudiante se verá en festivales de Alemania...

"Impulso Nativo", el trabajo de Diego Gómez, estudiante del tercer año de la carrera de...

Cursos Gamedev Online

Noticias

Cursos Gamedev Online

La Universidad Columbia del Paraguay, en conjunto con IGDA Paraguay (International Game...

Práctica en Campo Experimental de la Universidad

Noticias

Práctica en Campo Experimental de la Universidad

Tuvo lugar el 27 de junio pasado en el Campo Experimental de la Universidad Columbia del...

Taller sobre Preparación para Defensa de TCC

Noticias

Taller sobre Preparación para Defensa de TCC

El pasado 15 y 17 de julio, se llevó a cabo mediante la plataforma zoom el Taller: "¿Cómo...