Navicon

Universidad Columbia

Computación en la Nube

Publicado el por Departamento de Comunicación

 

Computación en la nube

 

Lilian Miranda Benítez

Universidad Columbia del Paraguay

 

Nota de la autora:

Sede España, Ingeniería en Informática

lilian.miranda@columbia.edu.py

 

Resumen

La computación en la nube es una tendencia tecnológica mundial tanto a nivel de los operadores de servicios informáticos, como así también desde la perspectiva de las empresas, de los usuarios o de los consumidores. También es una oportunidad que se le está presentando a los emprendedores, para crear empresas y que su inversión en tecnología no sea muy alta. La evolución que han tenido las tecnologías de información  va  de un enfoque de redes  hacia un enfoque de Tecnología de Información, de servidores, de data centers y que está en auge en estos últimos  años.  El presente trabajo se centrará la conceptualización de la computación en la nube, sus formas de implementar servicios, los  beneficios y herramientas disponibles en Internet, para cualquier empresa o ciudadano que pueda utilizarlo de manera gratuita; los riesgos que implica  la adopción de la computación en la nube, tanto en seguridad,  jurisdicción y normativas.

Palabras clave: Tendencia tecnológica, Computación en la nube, Servidores, Data centers, Servicios, Herramientas disponibles en Internet.

 

Computación en la nube

Los avances de la tecnología nos siguen facilitando la vida, ahora podemos presentar proyectos y guardar archivos sin necesidad de dispositivos de almacenamiento, gracias al nuevo sistema conocido como Computación en la Nube. La Nube es el término con el que hacemos referencia a los servicios y aplicaciones On Line, cada vez más presente en muchos ámbitos de nuestras vidas; aunque para algunos el concepto pueda resultar novedoso, ya lo llevamos utilizando hace mucho tiempo, incluso a diario, el Gmail, Google docs, Filckr, Amazon, YouTube, son algunos ejemplos localizados en la nube. Pero más que una innovación tecnológica, se trata de una evolución de internet. Lo que pretende este trabajo es compartir información referida a la Computación en la Nube, responder algunos interrogantes más comunes, como ser: ¿Qué es el cloud computing? ¿Qué es IaaS? ¿Qué es PaaS?  ¿Qué es SaaS? ¿Cuáles son las ventajas y desventajas del cloud computing? ¿Por qué es importante? ¿Cuál es el modelo de negocio? ¿Cuál es la perspectiva? Los especializados en temas de tecnología, manejan y conocen muy bien sus fundamentos; pero la intención es presentar, más allá de una exhibición de aspectos técnicos, lo que el Cloud Computing representa y la fuerza que tiene a nivel cultural o los cambios que produce en el mundo empresarial y en la vida cotidiana de todos nosotros.

Históricamente los departamentos de TI fueron migrando de un rol de controladores de infraestructura tecnológica a proveedores de servicios de TI para las empresas. Hoy están atravesando otro proceso de cambio para estar más involucrados en el negocio de la empresa y ser los impulsores de la innovación como diferenciador competitivo. Se ven en la necesidad de delegar y automatizar la gestión de la infraestructura para concentrarse en cómo brindar beneficios concretos al negocio a través del uso de la información. Simultáneamente, varias empresas proveedoras de telecomunicaciones, vienen haciendo grandes inversiones en mega centros de datos para ofrecer servicios a sus clientes. Desde mucho antes que el cloud computing se presentara, ya se conocían ofertas de hosting y housing en estos Data Centers. En este contexto se asocia el concepto de Cloud Computing a la tecnología como servicio.

Las necesidades de las personas y de las organizaciones están cambiando y las redes informáticas se han convertido en un componente fundamental, el paradigma es el hecho de concebir a recursos tecnológicos como servicio. Utilizamos la Nube cuando enviamos un correo electrónico por Gmail o Hotmail, cuando escuchamos música sin descargar o consultamos alguna posición geográfica en Google maps, o cuando utilizamos redes sociales como Facebook o Twiter. También la ofimática en la web nos proporciona herramientas como Google Drive, Microsoft Office Web Application, iTunes, Spotify, Facebook,  entre otros.

Conceptos básicos de la nube

Pero ¿Qué es computación en la nube o cloud computing?, la Computación en la Nube, es un sistema informático basado en internet y centro de datos remotos para gestionar servicios, información y aplicaciones. Es conocida también,  bajo los términos “informática en la nube”, “nube de cómputos” o “nube de conceptos”. Este nuevo paradigma permite que los consumidores y las empresas gestionen archivos y utilicen aplicaciones sin necesidad de instalarlas, con la única exigencia de estar conectados a Internet. Esta tecnología ofrece el uso más eficiente de recursos, como almacenamiento, memoria, procesamiento y ancho de banda, al proveer solamente los recursos necesarios en cada momento. La capacidad de procesar, almacenar gran volumen de información, el fenómeno de acceso a internet móvil nos permite vivir conectados en todo momento y con todo el mundo. Lo importante es que  cambia el concepto de la proximidad, dejando de tener éste un carácter físico, haciendo desaparecer la distancia (Torres i Viñals Jodi, 2011, p. 9). 

El término Nube de Computación es una metáfora de internet, que significa que se puede alojar o almacenar archivos en servidores externos y se puede tener acceso desde cualquier dispositivo, sea un Smartphone, una tableta, un ipod; sin necesidad de usar una memoria o disco externo. El Cloud computing, se denomina a un modelo de implementación de servicios tecnológicos a través de Internet. Es el nombre que se le dio al procesamiento y almacenamiento masivo de datos en servidores que almacenan información del usuario.  La idea nace del acceso instantáneo y en todo momento de datos independientemente de la ubicación física y a través dispositivos móviles (teléfonos inteligentes, tabletas), como de computadoras de escritorio o notebooks (Veras, 2012, p. 32). 

Un modelo que permite el acceso bajo demanda y a través de la Red, a un conjunto de recursos compartidos y configurables (como redes,  servidores,  capacidad de almacenamiento, aplicaciones y servicios),  que  pueden  ser  rápidamente asignados y liberados con una mínima gestión por parte del proveedor del servicio (NIST, 2011, p.  2).  Un ejemplo sencillo de computación en la nube es el sistema de documentos y aplicaciones electrónicas, por mencionar, Google docs y Google apps, en los cuales para su uso no es necesario instalar ningún software o disponer de un servidor; basta con una conexión a internet para poder utilizar cualquiera de sus servicios.  El servidor y el software de gestión se encuentran en la Nube, o sea, en la Web y son directamente gestionados por el proveedor del servicio. La computación en la nube se sustenta sobre tres pilares fundamentales: Software (en la cúpide); en el medio la plataforma y en la base la infraestructura. Cada pilar cumple un propósito diferente y cubre distintas áreas de productos y servicios, para empresas y particulares de todo el mundo.

 

Es importante destacar que los  modelos de computación en nube, poseen características significativas para los Departamentos de TI.

  • Son rentables: A nivel de costos operativos, permite convertir los costos fijos que antes implicaban mantener el ambiente de TI en costos variables, ya que el usuario paga por los recursos que realmente necesita y utiliza. Esto permite reducir significativamente el capital de inversión que una empresa debe realizar en recursos de tecnología para lanzar un nuevo producto, o incurrir en un nuevo mercado.
  • Tienen una administración de infraestructura más sencilla y requiere menos personal de TI: Si bien esta característica no surge con la nube, sino que es parte de un modelo ya existente como es el outsourcing de servicios, este modelo intensifica la reducción del personal necesario para administra la plataforma de TI de una empresa. Lo cual permite que el departamento interno de TI pueda dedicar sus esfuerzos a generar innovación para la empresa en lugar de enfocarse en las operaciones diarias que no aportan valor.

<>·Acceso vía red y a través de diversos dispositivos: Un requisito fundamental para acceder a la nube es contar con una conexión a la red, ya sea Internet o la red corporativa. Esto permite que cualquiera sea la localización del usuario, por medio de una conexión a la red, puede acceder a sus recursos en la nube. Para ello podrá contar con diversos dispositivos que le permitirán acceder a la información en la nube, entre ellos se pueden identificar, teléfonos celulares, notebook, tabletas.

  • Eficiencia en el uso de la energía: La nueva generación de centros de datos está construida con recursos que hacen un uso más eficiente de la tecnología. Pero más allá de esto, el concepto de compartir recursos computacionales en lugar de tener recursos ociosos, ya plantea una reducción de la energía necesaria para los mismos (Peña Valenzuela & David Bazzani 2013, p.86).

En este contexto, las organizaciones cada vez más conscientes de la evolución, influencia y dependencia tecnológica, valoran las ventajas competitivas, eficiencia y aumento de la productividad que ofrecen las herramientas en la Nube.

Sus  características respecto a la escalabilidad,  velocidad y flexibilidad, así como las mejoras en la distribución de la carga de trabajo y la reducción de los costos de infraestructura tecnológica, constituyen factores que promueven la innovación de los procesos corporativos, para satisfacer las demandas del cliente.

El uso de esta tecnología, también ha propiciado la creación de un marco legal y jurídico, que protege a todas las partes interesadas en su uso, así como, en el intercambio y tratamiento de información que se realiza a través de ella. Cada vez más, surgen delitos informáticos que pueden afectar la seguridad de la información en las empresas o de los individuos. El cumplimiento de normas de seguridad informática, permitirá respetar los derechos de los clientes y proveedores, y evitar infracciones involuntarias, con sus respectivos costos. 

Evolución hacia la computación en la Nube

El concepto básico del cloud computing o computación en nube se le atribuye a John McCarthy.  En 1961, durante un discurso para celebrar el centenario del MIT, fue el primero en decir que,  la tecnología de Tiempo compartido  de las computadoras podría conducir a un futuro donde el poder del cómputo y las aplicaciones específicas podrían venderse como un servicio. En computación, el uso del tiempo compartido se refiere a compartir de forma concurrente un recurso computacional (tiempo de ejecución en la CPU, uso de la memoria) entre muchos usuarios por medio de las tecnologías de multiprogramación y la inclusión de interrupciones de reloj por parte del sistema operativo, permitiendo a este último acotar el tiempo de respuesta del computador y limitar el uso de la CPU por parte de un proceso dado. Wikipedia, 2016, Tiempo Compartido (informática). Internet ha popularizado el concepto general del Tiempo Compartido, granjas de servidores, de costos millonarios, alojan o sirven a miles de clientes, todos compartiendo los mismos recursos comunes, proporcionando un ambiente operacional completo, incluyendo editores de texto y entornos de desarrollo integrado para lenguajes de programación, paquetes de programas informáticos, almacenamiento de archivos, impresión masiva y de almacenamiento offline. A los usuarios se les cobra un alquiler por el terminal, las horas de tiempo de conexión, tiempo del CPU y kilobytes mensuales de almacenamiento en disco.

Cuando nació Internet solo era posible consultar en grandes computadores o estaciones de trabajo y solo en el ámbito científico o empresarial, más tarde el computador e Internet se trasladaron a los hogares en forma masiva. En un futuro, será difícil encontrar un aparato electrónico que no disponga de conexión a Internet. La Nube nace con la filosofía de utilizar los servicios  de cloud computing, donde sea y en el momento que se desea (everywhere, anywhere). Se puede utilizar cualquier tipo de dispositivo (teléfonos móviles, tabletas, ipad, computadores portátiles).

Muchos de los computadores que ahora están en el mercado, ya no tienen disco duro, sino que se ha sustituido por memoria de estado sólido (SSD); que tiene inferior capacidad, pero es más rápida para procesar datos y eficientes en cuanto al consumo de energía. Gracias a la Nube, no necesitan tanta capacidad de almacenamiento, ya que esos datos pasan al espacio virtual. Todos los computadores van buscando la conectividad a Internet, buscando mayor autonomía, movilidad y rapidez. La Nube ya no solo se encuentra en el terreno de la informática, también podemos hacer uso de este servicio en los televisores. Todo comenzó con las emisiones digitales, más  adelante llegó la alta definición y en la actualidad el 3D. A todo esto se suma la conexión de estas pantallas a la red de internet, para buscar contenidos y verlos por pantalla.

Modelos de Servicios en la Nube

Los servicios en la nube son lo mismo que servicios web,  es cualquier recurso que se provee a través de internet.  Los servicios en la nube, más comunes, son:

  • Software como Servicio (SaaS): El servicio principal es ofrecido por grandes compañías de tecnología, donde ellos elaboran todo los sistemas de computación, el análisis, la infraestructura y entregan el servicio a los consumidores. En realidad, usamos computación en la nube desde hace bastante tiempo y no lo estábamos percatando; por ejemplo cuando utilizamos el email, redes sociales. La velocidad de conexión afecta definitivamente al servicio. Por ejemplo una compañía con una conexión de 2 mb no puede utilizar una aplicación de CRM (Customer Relationship Management),  ya que pueden tener por lo menos 20 o 40 empleados usando el servicio, frecuentemente se notará que la velocidad de conexión a Internet está muy lento; porque con esa capacidad no es suficiente utilizar el servicio desde la nube, es preferible que el sistema resida en las instalaciones de la empresa. En países donde el acceso a internet no es muy estable y el costo de conexión es muy alto, el uso de recursos de la nube puede complicarse. Tener una buena conexión a internet es un requerimiento necesario, para utilizar la computación en la nube.

El Servicio de distribución de software consiste en que las aplicaciones están hospedadas en la web y un proveedor de servicios las ofrece a través de una red (típicamente internet). En este modelo de distribución y uso de software, una organización instala, opera, mantiene y soporta el conjunto de aplicaciones que el cliente utilizará durante el período pactado con el proveedor del servicio. Las aplicaciones suelen estar disponibles a través de un navegador o de algún software diseñado y/o configurado para que opere a través de la red. Los usuarios finales generalmente no tienen control completo sobre las aplicaciones, ya que están instaladas en los servidores remotos del proveedor, pero suelen tener cierto control de la configuración (Beltrán Pardo & Sevillano Jaén, 2013, p. 30).

  • Plataforma como Servicio (PaaS): Es la entrega de hardware, sistemas operativos, almacenamiento y capacidad de red sobre internet sin descargas o instalaciones. Este modelo permite al cliente alquilar servidores virtualizados y servicios asociados para ejecutar aplicaciones existentes o desarrollar y probar nuevas aplicaciones. 

Consiste en una plataforma de desarrollo de software en la cual todas las componentes están alojadas en la nube y comúnmente se accede a ellas a través de un navegador web. Los programadores pueden realizar pruebas en ambientes de desarrollo separados de producción, construir sus proyectos, crear documentación, básicamente todo lo que constituye el ciclo de vida completo de desarrollo de software. Se caracterizan porque para hacer uso de los servicios no hay que instalar ninguna componente adicional, sino que se usan dentro de la plataforma que provee la compañía (Ibid., p. 29).

  • Infraestructura como Servicio (IaaS): Es la tercerización de equipos  usados para soportar las operaciones de una empresa —servidores, máquinas virtuales, almacenamiento, componentes de red—los cuales se hacen accesibles a través de una red. Generalmente estos son ambientes virtualizados que proveen almacenamiento, capacidad de procesamiento, memoria, posibilidad de compartir recursos entre los usuarios, es decir, todo lo que se requiera en una red local.  De esta forma los clientes evitan realizar inversiones altas en hardware, sala de servidores y contratan los servicios de una compañía externa que les brinda todo lo necesario para realizar sus operaciones informáticas (Ibid., p. 29). El ejemplo comercial más conocido, son los servidores EC2 de Amazon.

Modelos de Implementación

 

En función a la demanda de los servicios y la implementación ofrecida, las Nubes se categorizan en tres grandes grupos predominantes: 

 

  • Nubes privadas: Caracterizada por Data Centers autónomos, con gran capacidad  al servicio Cloud, accesibles y gestionadas por determinada organización, tales como o IBM, Google, Microsoft, entre otros. Tiene un costo mucho más alto porque es de uso exclusivo.  Son servicios dedicados que pueden estar en Data Centers de organizaciones, o pueden ser recurso y espacio dedicado dentro de un Data Centers de proveedor de nube. Nubes privadas significan virtualización y la eficiencia de la automatización de servicio, pero para una organización de cliente específica. Se utiliza cuando una infraestructura en la nube atiende exclusivamente a una organización. Dicha nube puede ser administrada por un tercero o por la misma organización.

 

El gran interés de este tipo de modelo es el tema de la seguridad y la privacidad de los datos prioritarios de la empresa.  La confiabilidad aumenta, ya que los servidores y centros de cómputos operan exclusivamente en un ambiente corporativo, lo que garantiza la confidencialidad de los datos relacionados a la empresa y sus clientes (Veras, 2012, p. 39).

  • Nubes públicas: Se contrata para publicar información a muchos usuarios. Son las que ofrecen servicios por internet que permiten acceso de usuarios bajo demanda. Las aplicaciones quedan hospedadas de forma segura en Data Centers remotos, en lugar de quedar en el sitio local. Se utiliza cuando una infraestructura en la nube está abierta al público en general, ya sea mediante una suscripción o de forma gratuita. Esta opción es considerada por empresas que desean mantener seguro sus datos almacenados y compartidos internamente; ya cuentan con un centro de cómputos en funcionamiento. Algunos ejemplos de la llamada “Nube Pública” son: YouTube,  Google  Apps,  Spotify, Netflix, Gmail, Hotmail (Veras, 2012, p. 39).
  • Nubes híbridas: Es una combinación de las dos anteriores, donde por ejemplo, la parte pública se asigna al servicio de correo electrónico (gmail, hotmail), proyectos de colaboración con otros usuarios (google drive) y la parte privada para procesos operativos o análisis de datos. Tomar la decisión de irse únicamente por la ruta de la nube pública o de la nube privada, puede ser algo extremo e inconveniente. Afortunadamente existe una solución intermedia, que es mezclar algunos servicios de la nube pública y otros de la nube privada. A esto se le ha llamado la nube híbrida.

Ofrecen una posibilidad a organizaciones que buscan soluciones de recuperación de desastres mejorada, acceso a recursos por períodos más cortos de tiempo para aplicaciones o servicios de no producción, como Test y Desarrollo. El enfoque híbrido es la opción más indicada para equilibrar los riesgos y beneficios, pues al aprovechar ambas nubes, se pueden ampliar los servicios utilizados, aumentando la eficiencia de la empresa. Los directores de centros de cómputos trabajan en la visión de contar con múltiples sistemas y que éstos se encuentren integrados,  sencillos y transparentes para el usuario final (Cierco David, 2011, p. 13).

Cualquier empresa puede diseñar la forma de implementar los servicios o aplicaciones en la nube dependiendo de la complejidad, confidencialidad del dato a manejar. Puede tener soluciones híbridas; parte trabaja sobre la nube privada y los menos críticos o sensibles se gestionan a través de una nube pública.

Ventajas de la computación en la nube

Lo innovador de este tipo de sistema es que reduce los costos, porque cuando una organización desea realizar una implementación nueva debe gastar en los equipos (hardware), en los programas y licencias de  estos programas (software) y en el personal especializado en la implementación. Pero cuando se habla de la nube, la compañía de tecnología ya provee todos estos recursos y servicios y el consumir alquila el servicio y paga solo por lo que consume. Permite aumentar o disminuir el consumo de los recursos de hardware o software, pagando en función a la demanda y controlando más eficientemente los gastos. Además del acceso a los recursos computacionales desde cualquier punto geográfico, gracias a la plataforma de Internet. Entre las ventajas que se puede mencionar para un usuario, reside en la inmediatez entre el acto de pulsar un botón y que algo suceda, así como la flexibilidad. Son muchas las empresas que confían ya en la nube; ya que supone un ahorro en costos (no pagar por la infraestructura de TI), una mejora en la productividad (incorporar a la empresa, las últimas aplicaciones o dispositivos más novedosos del mercado, de forma rápida e instantánea) y la posibilidad de crear nuevas oportunidades de negocio.  Gracias a la Nube todo se simplifica y lo más importante, se accede a la información, donde sea y cuando se requiera.

Desventajas de la computación en la nube

Cuando los expertos hablan de los riesgos de disponer de tanta información, tanto sobre el usuarios particulares como de empresas, en diferentes servidores externos, lo que más incógnita plantea es la seguridad. Puede que esto a un usuario particular este tema le preocupe menos, ya que la pérdida suele estar limitada a un documento o a una foto, pero para las empresas, lo  más  importante es proteger su información; por ello  la  seguridad,  la  privacidad y la custodia de los datos, resulta  prioritario  a la hora de utilizar la Nube. Uno de las grandes desventajas del cloud computing es la percepción de inseguridad o de pérdida de privacidad de datos sensibles. Los datos y lógica del negocio se encuentran fuera de la empresa. Uno de los grandes obstáculos con los que se deben enfrentar los proveedores es generar la suficiente confianza para que los usuarios decidan poner sus datos en la infraestructura. En las empresas esto se encuentra regulado por Acuerdos de Nivel de Servicios y para los usuarios particulares es importante controlar la privacidad de la información, ya que la información va a estar en Internet y alguien estará custodiándola, y no sabemos si ese alguien va a cumplir con las leyes de protección de datos, la privacidad. Por otra parte, se mencionan factores, la dificultad de integración de los recursos en el cloud; así como la dependencia total de disponer de una conexión a Internet para disponer de los servicios, sin internet no existe acceso a la información; la disponibilidad también se encuentra sujeta a las paradas programadas por el proveedor y no por el cliente.

Perspectivas de la Computación en la nube

Las empresas de hosting ofrecen máquinas a las que puedes acceder a través de internet desde hace mucho tiempo y los proveeodres ofrecen también la capacidad de utilizar una aplicación en la nube e incluso ofrecen servicios para que puedas desplegar aplicaciones y ellos te las mantienen.  Entonces, la diferencia entre los hosting tradicionales y el cloud computing está en la elasticidad (flexibilidad), que lleva implícito la capacidad de escalar o reducir el sistema y hacerlo en tiempo record.  También es necesario, analizar el impacto de migrar de un modelo tradicional a un modelo en la Nube. El cloud computing avanza imparable, por lo que algunos factores a analizar antes de adoptar el servicio son: a) Analizar e interpretar el tipo de dato que se va a utilizar en la nube; si estos datos con muy críticos, sensibles  o confidenciales; b) Revisar el tipo de contrato que me ofrece cada proveedor para el usufructo del servicio y el manejo de la información.

La nube ofrece grandes facilidades, ya que no se precisa comprar equipos, ni pagar  licencias. Cada servicio tiene sus propias ventajas y capacidades, incluyendo el acceso por demanda y una estructura de pago basada en el uso. Pero todo es factible de acuerdo al tipo de información, o la confiabilidad que la empresa o particular tenga con su proveedor de servicio.

Según lo publicado en BBVA Innovation Center, cada vez más las empresas utilizan soluciones de negocios en la nube. Se estima que el 47% de los departamentos de marketing de las empresas, tendrán un 60% de sus aplicaciones en la Nube; 57% en Bases de datos; 54% e-mail. Entonces, es importante que las arquitecturas de nube empresarial de próxima generación, sean capaces de incorporar una diversidad de tecnologías sin dependencia del proveedor y con interoprabilidad y portabilidad plena. Logicalis now, 2014, ¿Cómo afrontar los actuales desafíos?, P.38

Conclusión

De esta forma este documento ha pretendido ilustrar brevemente los conceptos básicos manejados en la Computación en la Nube; definiéndola como una evolución necesaria para las Tecnologías de la Información. La Computación en la Nube, es un sistema informático basado en internet y centro de datos remotos para gestionar servicios, información y aplicaciones. Entre su sus características principales se encuentran: a) La rentabilidad (host on demand), a nivel de costos operativos, el usuario o empresa, paga por los recursos que necesita y utiliza; b) Administración de TI más sencilla; c) Acceso vía red internet y a través de diversos dispositivos; d) Incremento en la eficiencia del uso de la energía y la tecnología.

Ofrece varios modelos de servicios como ser el Software como Servicio (SaaS),en el que las  aplicaciones suelen estar disponibles a través de un navegador o de algún software diseñado y/o configurado para que opere a través de la red. Los usuarios finales generalmente no tienen control completo sobre las aplicaciones, ya que están instaladas en los servidores remotos del proveedor. Luego la Plataforma como Servicio (PaaS), donde la nube disponibiliza o entrega de hardware, sistemas operativos, almacenamiento y capacidad de red, sobre la plataforma de internet sin descargas o instalaciones (virtualización) y la Infraestructura como Servicio (IaaS), en la que se ofrece la tercerización de equipos para soportar las operaciones de una empresa(Servidores, almacenamiento, Componentes de red).

Según la arquitectura de implementación, las Nubes se clasifican tres tipos básicos: Nubes privadas (autónomas y de uso exclusivo), Nubes públicas (aplicaciones alojadas en Data Center de un proveedor, de uso común entre todos los usuarios) y las nubes híbridas (combinación de las dos anteriores, para equilibrar los riesgos).

Como cualquier innovación tecnológica, la utilización del Cloud Computing, presenta una serie de ventajas y riesgos.

Entre los muchos beneficios que otorga, se encuentra la virtualización, que en el ámbito de las tecnologías de la información, permite la optimización de los recursos, ahorro de costos, la centralización de la información, el aumento de la disponibilidad, la mejora en la provisión de los servidores e infraestructura en general.  La principal ventaja de la Computación en la Nube, son los enormes ahorros en costos de TI, debido a la posibilidad de adquirir los servicios y pagarlos en modo “bajo demanda”, además se incrementan la eficiencia en los niveles de administración de los recursos tecnológicos.

Sin embargo, entre una de las principales desventajas, se menciona la percepción de inseguridad de los usuarios comunes y de las empresas, sobre en el manejo confidencial de la información. Es de gran relevancia, sobre todo en el ámbito empresarial, la privacidad y seguridad de los datos,  así como la solución a problemas derivados de la congestión de las redes y posibles caídas o parada de los servicios en la Nube, que perjudicaría la continuidad del negocio frente a estos eventos inesperados. El riesgo que supone depender de una conexión a Internet para operar el negocio.

En este escenario de cambio profundo en el entorno de las Tecnologías de la Información (TI), la computación en la Nube, se presenta como una herramienta de enorme utilidad para conseguir una Ventaja Competitiva. Una plataforma virtualizada, auto-gestionada y mantenida, que proporciona a los consumidores, de forma escalable y bajo demanda, una gran variedad de recursos. Se ha convertido en un elemento fundamental para la operación de una empresa y actualmente es impensable concebir  una compañía funcionando sin el soporte que brinda la tecnología. Esto ha determinado que las empresas inviertan grandes sumas de dinero en activos de TI, los cuales al aumentar su demanda, se han hecho más accesibles, con la posibilidad de obtenerlos a bajos costos.  Actualmente, los programas que trabajan con tecnología de nube se hacen cada vez más populares. La tendencia a usar esta tecnología va en aumento y el gran auge es por la facilidad que ofrecen a los usuarios.

Recomendación

Migrar a la nube desde una infraestructura existente probablemente va a significar mucho trabajo y un riesgo que muchas empresas aún no desean considerar, no al menos hasta que la tecnología esté más desarrollada. Tomando como base las ventajas sin olvidar los factores en contra como el robo y la privacidad de datos y la dependencia de internet, es preciso profundizar el análisis de aquellas empresas que ofrecen  servicio de Cloud Computing y evaluar sus características.  Es recomendable, utilizar un diseño de nube híbrida, con un enfoque en el que los clientes no se sientan cautivos por un único proveedor, acceso a infraestructuras heterogéneas y seguridad integral de la plataforma.

 

Referencias

Che, B. (2014). El futuro de la Nube. Logicalis Now, Año 8 (N° 22), pp. 38-39.

Cierco, D. (2011). Cloud Computing: Retos y Oportunidades. Madrid, España: Fundación Ideas.

Joyanes, L. (2012).  Computación en la Nube (Cloud Computing) y Centros de Datos.  México, DF.: Alfaomega.

NIST SP 800-145. (2014). The NIST Definition of Cloud Computing. Texas: IGI Global

Pardo Beltrán, M. y  Sevillano Jaén, F. (2014). Cloud Computing: tecnología y negocio.  Madrid, España: Parainfo.

Peña Valenzuela, D. y  Bazzani Montoya, J. D. (2013). Aspectos Legales de la Computación en la Nube. Bogotá, Colombia: Universidad Externado de Colombia.

Torres i Viñals, J. (2011). Empresas en la Nube. Barcelona, España: Libros de Cabecera LLorenc Rubió.

Veras, M. (2012). Cloud Computing: Nova arquitectura de Ti. Rio de Janeiro, Brasil: Brasport.

 

 

 

 

Noticias
Celebración del 6to. Aniversario del PMI Capítulo Asunción

Noticias

Celebración del 6to. Aniversario del PMI Capítulo...

Conferencias internacionales en el marco del 6to. aniversario del PMI Capítulo Asunción

La Universidad Columbia del Paraguay firma convenio con la SNNA

Noticias

La Universidad Columbia del Paraguay firma convenio con...

La Secretaría Nacional de la Niñez y la Adolescencia (SNNA) y la Universidad Columbia del...

Primera Serie de Webinars desarrollados por ISOC Paraguay

Noticias

Primera Serie de Webinars desarrollados por ISOC...

El jueves 8 de junio, estudiantes de la asignatura Informática Aplicada de la Sede 25 de Mayo...

TALLER PRACTICO DE MS-EXCEL

Noticias

TALLER PRACTICO DE MS-EXCEL

El taller está dirigido a todo aquel que desee especializarse con los conocimientos directos...