Navicon

Universidad Columbia

Vestigios de una construcción de uso militar: Presencia nazi en Colonia Independencia, Paraguay

Publicado el por Departamento de Comunicación


Vestigios de una construcción de uso militar: Presencia nazi en Colonia Independencia, Paraguay


Roberto Cabrera Coenes y Roque Ismael Cabral Sánchez
Universidad Columbia del Paraguay


Sede España, Carreras Empresariales y Arquitectura
rcoenes@hotmail.com; tecnoarq@hotmail.com

Resumen

El presente artículo pretende hacer un ejercicio de conjeturas acerca del origen nazi de una caseta de aparente uso militar en Colonia Independencia, Paraguay. Para este fin se recurrió a un análisis historiográfico y arquitectónico en relación a la citada construcción,   dentro del marco de un estudio de caso. Se visitó el lugar tomando datos de la construcción, luego se constató el origen alemán de la comunidad circundante, y se echó mano a diversas fuentes sobre la posible presencia de personal militar y autoridades nazis en Paraguay, que habían huido de Alemania al final de la Segunda Guerra Mundial.  Dado el contexto general   que rodea los restos de esta construcción, da para concluir que estaba destinada al uso de una guardia militar que resguardaba la presencia de importantes personas quizá relacionadas al derrotado proyecto nazi.
Palabras clave: Colonia Independencia, refugiados nazis, construcción militar, historia y arquitectura. 


Vestigios de una construcción de uso militar: Presencia nazi en Colonia Independencia, Paraguay

A unos trescientos metros antes de llegar a Salto Suizo, hermosa cascada natural muy cerca de Colonia Independencia (Guairá, Paraguay),  en medio de la espesura del bosque aparece repentinamente los restos de lo que parece haber sido una caseta de guardia militar.

La pequeña edificación ya destruida por el paso del tiempo se encuentra rodeada de un contexto histórico y social en la que predomina la instalación de una comunidad alemana a principios del siglo XX y los posteriores indicios de que en la zona vivieron destacadas figuras que huyeron del proyecto derrotado de Hitler. ¿Constituyen esto derruidos vestigios un testimonio de que en Paraguay, y de manera específica en Colonia Independencia, vivieron importantes exponentes del nazismo?

Esta pregunta central de la investigación nos lleva a unos cuestionamientos secundarios: ¿Hay elementos históricos que avalan la suposición de que en el Paraguay pudieron establecerse personas de alta jerarquía del nazismo? ¿Cuál es la historia de Colonia Independencia y sus alrededores? Desde el punto de vista de la Arquitectura, ¿revela el diseño de esta pequeña construcción un posible uso de guardia militar?

Centrar nuestra atención en el diseño estructural de esta caseta y en su contexto histórico tiene relevancia en este momento en que en el mundo se habla con insistencia y con fundamentos atendibles de que probablemente Adolf Hitler y numerosos protagonistas de su entorno cercano hayan escapado del cerco de los ejércitos aliados, rodeando Berlín en 1945.

Hay datos e informaciones inquietantes de que probablemente el Führer y un   numeroso contingente afín a su emprendimiento bélico hayan desembarcado en Argentina, viviendo allí varios años protegidos por Juan Domingo Perón.  Tras la caída del peronismo en 1955 hay evidencias de que varios exponentes del nazismo huyeron al Paraguay. Además existen sospechas de que Hitler hizo lo mismo,  viviendo y muriendo aquí.

Es posible que los restos de la caseta en Colonia Independencia, en conexión a unas misteriosas casas de estilo europeo en la cima del Salto Suizo, sean mudos testimonios de que en ese lugar vivieron algunas de las personas citadas.

Precursores del nazismo en Paraguay

Unos años después de acabada la Guerra de la Triple Alianza, siendo presidente de la República del Paraguay el general Bernardino Caballero, en 1881 se crea en las orillas del Lago Ypacaraí la comunidad denominada San Bernardino siendo el primer asentamiento en formarse con inmigrantes alemanes.
En 1887 llega al Paraguay una pareja alemana conformada por Bernhard Forster y Elizabeth Nietzsche (hermana del célebre filósofo Friedrich Nietzsche).

Forster y su esposa eran fanáticos antisemitas que vinieron a Sudamérica juntamente con 14 familias con el fin de formar una comunidad aria pura, siendo el objetivo “preservar la raza germánica sin contaminación alguna” (Diario ABC Color, 2010).  Este fue el comienzo de la actual ciudad Nueva Germania, ubicada en el Departamento San Pedro de nuestro país.

Finalmente el proyecto que trajo a la pareja alemana fracasó y en el año 1889 Forster se suicida en el Hotel Del Lago en San Bernardino, entidad que había sido fundada el año anterior. Elizabeth retorna a Alemania y ya en los inicios del siglo XX apoya decididamente el proyecto de Adolf Hitler.

El proyecto inicial de los Forster no se pudo realizar, sin embargo del grupo inicial que fundó la comunidad algunos de sus integrantes quedaron en ese lugar y se integraron al Paraguay. Hasta hoy se puede ver en Nueva Germania notorios rasgos de la influencia alemana.

Presencia oficial del Partido Nazi

El Partido Nacional Socialista Alemán (Partido Nazi) se estableció en el Paraguay en 1928, recibiendo el reconocimiento oficial en Alemania el año siguiente (Seiferheld, 2012, p. 292).

Según la información que aparece en Wikipedia, Colonia Independencia fue fundada hace casi 100 años, en 1919. Además en esta publicación se afirma que fue en este lugar que se fundó el Partido Nazi en el Paraguay en el año 1928. Otro detalle de interés que aquí se expone es que sus primeros pobladores fueron militares retirados de la Primera Guerra Mundial.

Llegando al año 1932 el Partido ya se hallaba firmemente afincado en Colonia Independencia, y de hecho en el Departamento del Guairá estaba muy bien representado.

Según registros de 1942, San Bernardino (la primera colonia alemana en el país) que contaba con unos 500 habitantes, era considerada una comunidad con alto predominio nazi. Y en otra población al norte de la ciudad del Lago, la localidad de Altos, también se observaba el notorio gobierno de miembros del Partido.

¿Estigarribia muerto por nazis?

Un curioso dato de no mucha publicidad es la posible muerte del Gral. José Félix Estigarribia y su esposa no a causa de un accidente de aviación sino de un atentado provocado por adherentes a la causa nazi.

Estigarribia, victorioso comandante del ejército paraguayo en la guerra contra Bolivia (1932 - 1935), había sido electo presidente de la República en 1939. Al asumir el cargo inclinó  su apoyo a Estados Unidos y los aliados en la guerra contra el Eje (Alemania, Italia y Japón).

Según información del FBI de la época, una docena de agentes alemanes habían llegado al Paraguay para operar clandestinamente en favor de los proyectos de Hitler.

El grupo fue descubierto y Estigarribia ordenó que fueran expulsados del país, con la consiguiente amenaza sobre la vida del General.
Al poco tiempo (el 7 de Setiembre de 1940) el Presidente y su esposa morían al caer el avión en que viajaban cerca de San Bernardino. Más aún, a dos días de haberse celebrado los homenajes póstumos a los fallecidos el grupo alemán regresaba al país  (Seiferheld, 2012, p. 454).

El Führer llega a Argentina

La historia oficial hecha conocida en todo el mundo es que Adolf Hitler se suicidó en el búnker de la Cancillería en Berlín el 30 de Abril de 1945, al verse rodeado por el ejército ruso. Sin embargo, en la actualidad hay motivos para dudar de esta afirmación.

De acuerdo a investigaciones y a numerosas pruebas que el escritor argentino

Abel Basti presenta en varias publicaciones, Hitler llegó a la Argentina en un submarino huyendo de la caída del gobierno alemán en poder del ejército ruso (Basti, 2014, p. 97)
Esto último ocurrió siendo Juan Domingo Perón ministro de guerra del gobierno; luego en 1946 éste inicia su primer periodo presidencial, el cual se extendería a un segundo término que no llegó a su fin constitucional dado el golpe de estado ocurrido en 1955.

Sabido es que Perón, desde el inicio del régimen nazi en Alemania, fue uno de sus entusiastas adherentes. Tras la caída del proyecto de Hitler prosiguió dándole su apoyo y se encargó de dar refugio a miles de alemanes de todos los rangos y actividades (Basti, 2014, p. 136).
Hay registros indubitables de que en la Argentina vivieron tras el fin de la Segunda Guerra Mundial personalidades del régimen nazi, tales como: Joseph Mengele, Adolf Eichmann, Ante Pavelic, Eduard Roschmann, Klaus Barbie, Erich Priebke, Hans Rudel, Martin Bormann, entre otros (Basti, 2014, p. 123).

Entre los nombres citados en el párrafo anterior, el caso de Pavelic tiene ribetes muy particulares.  Fue un caudillo del Estado Independiente de Croacia, colaboracionista con el Tercer Reich. La dictadura de Pavelic persiguió a judíos, serbios, gitanos y a la oposición croata, siendo acusado de abrir campos de concentración y de exterminio donde murieron miles de personas. Con la caída de Berlín huyó yendo a refugiarse a la Argentina, donde permaneció por algunos años. Luego del exilio de Perón, atentaron contra su vida y se vio obligado a pasar al Paraguay, de donde finalmente viajó a España y allí murió en 1959 (Paris, 2006, p. 160).

En relación a Martin Bormann, debido a sus importantes funciones en la jerarquía nazi era considerado el Vice Fuhrer. Sobre él las crónicas oficiales refieren que también falleció al caer Berlín en manos de los rusos en el año 1945, sin embargo existen evidencias de su paso por la Argentina y su posterior arribo al Paraguay alrededor del año 1956.  Muy probablemente vivió un tiempo en la zona de Itapúa yendo luego a morir en Asunción en 1959 (Basti, 2014, p. 324).

La pregunta que surge es, ¿si todos estos y más hallaron refugio en el amparo peronista, por qué no habría ocurrido igual con el Fuhrer? En los libros de Basti aparecen numerosos testimonios de personas que vieron a Hitler en el sur de Argentina, y más específicamente en las cercanías de Bariloche.

A pesar del gran respaldo popular hacia el peronismo en la Argentina, tras 10 años de hegemonía casi absoluta un golpe de estado en 1955 promovido por militares cambia el rumbo del país. Perón sale al exilio, con lo cual muchos de los líderes nazis también se mudan a otros países en busca de refugio. Varios de ellos pasaron al Paraguay.

Umberto Eco y Mussolini

En la última novela que Eco publicó, que lleva el título Número Cero, en cierto pasaje sugiere que Benito Mussolini no fue fusilado al caer el régimen italiano que luchó aliado al nazismo. Sorprendentemente por un lado, y de manera lógica por otro, el autor da a entender que il Duce fue ayudado a huir de Europa hallando refugio en la Argentina.
Agrega Eco que en ese país muchos jerarcas nazis y fascistas habían sido recibidos amistosamente, y que por lo tanto en ese momento era un lugar cómodo para refugiarse.  Y que además muchas de estas personas habían recibido la especial ayuda del Vaticano para su huida, como fue el caso de Mussolini, de quien el escritor sugiere que pudo viajar con pasaporte de la sede papal (Eco, 2015, p. 121).

De hecho, hay referencias confiables de que muchos personajes hitlerianos pudieron salir de Europa y refugiarse en países lejanos gracias a lo que fue conocida como la Ruta del Vaticano (Basti, 2014, p. 215).

Convengamos que textualmente las afirmaciones de Eco aparecen en el libro como un relato ficticio. Sin embargo, conociendo las múltiples historias de importantes referentes de la Alemania nazi que pudieron huir siendo recogidos por el peronismo, no sorprendería que finalmente Mussolini haya tenido el mismo destino.

Si eventualmente se pudo inventar la historia del suicidio de Hitler y así fue sostenido ya por décadas en el mundo entero, ¿por qué no pudo haberse hecho lo mismo con el supuesto fusilamiento de il Duce?

Es más, en otro de los pasajes de la novela Eco pone en boca de uno de los protagonistas estas palabras: “…mi padre me acostumbró a no creerme las noticias al pie de las letra. Los periódicos mienten, los historiadores mienten, la televisión miente” (Eco, 2015, p. 42).

Hitler en Paraguay

El escritor paraguayo Mariano Llano, en su libro “Hitler y los nazis en el Paraguay” presenta algunas conjeturas sobre la posibilidad de que el Führer haya estado en nuestro país.

Como vimos, en 1955 cae el gobierno de Juan Domingo Perón y se ve obligado a salir de la Argentina, siendo recibido en el Paraguay donde el año anterior el Gral. Alfredo Stroessner había asumido la presidencia del país.

Dicen algunas referencias que en ese tiempo también Hitler llegó al Paraguay, pasando desde Posadas a Encarnación e internándose en Itapúa (Llano, 2011, p. 23). 

Parece muy probable que Stroessner estaría bien dispuesto a colaborar con Hitler y los demás refugiados nazis. Después de todo, el padre del presidente del Paraguay había nacido en Alemania. Hugo Stroessner fue un inmigrante natural de 
Baviera que llegó a estas tierras alrededor de 1895, unido posteriormente a una paraguaya, Heriberta Matiauda, y así nace Alfredo en 1912.

En otro aporte significativo Llano comenta que su suegro, el destacado General Emilio Díaz de Vivar habría hablado con Hitler en la zona del Lago Ypacaraí (Llano, 2011, p. 206).  Sobre este encuentro, el argentino Abel Basti agrega más datos y nombres de testigos en su libro “Tras los pasos de Hitler” (2014, p. 351).    
Más adelante en su obra, este autor paraguayo hace referencia al testimonio de un ex efectivo militar, de nombre Pedro Cáceres, asignado al Ministerio del Interior cuando era titular de esta cartera el Dr. Edgar L. Insfrán. El militar cuenta que en una ocasión el Ministro le ordena a él y a otros dos subalternos de esa repartición que lo acompañen en un viaje al interior del país. Llegados al lugar, a considerable distancia de Asunción, arribando a una casa el Ministro Insfrán entra a ella, y permanece allí por unas dos horas. Al final de ese tiempo sale en compañía de un hombre mayor, y Cáceres cuenta a Llano su emoción al reconocer que junto al Ministro Insfrán salía de la casa… ¡el mismísimo Adolf Hitler! (Llano, 2011, p. 390).
¿Quiénes conformaban el grupo de personalidades nazis que fueron amistosamente recibidos en el Paraguay? Ya se habló de Martin Bormann, en la práctica Vice Führer del III Reich. Luego Hans Rudel, aviador estrella y muy cercano al Führer; existen fotos y videos donde se lo ve en compañía de Stroessner. También Josef Mengele, influyente científico miembro del primer anillo de Hitler. Además vivió en Asunción y murió en el Hospital de Clínicas Eduard Roschmann, oficial de alto rango conocido como “el carnicero de Riga”.  Y existen referencias sobre Otto Skorzeny, especialista en operaciones especiales, una de cuyas hazañas fue haber rescatado a Benito Mussolini tras haber sido arrestado por adeptos a las fuerzas aliadas (Basti, 2014, p. 343).

¿Sepultado en Paraguay?

Otro detalle significativo, en el libro de Llano aparece un planteamiento inquietante: “¿Dónde estuvo o están los restos de Hitler? ¿En San Bernardino, Areguá,

Colonia Independencia, Neuland o Hohenau?... los alemanes residentes guardaron y ampararon al viejo caudillo del III Reich” (Llano, 2011, p. 371).

El prestigioso periodista paraguayo Andrés Colmán Gutierres (redactor del diario Ultima Hora) publicó con su firma en la edición del 10 de marzo de 2014 una crónica sobre el supuesto entierro de Adolf Hitler en Paraguay.

En ella hace referencia a una declaración aparecida en el diario brasileño Correo Braziliense, en la que un ex militar de ese país de nombre Fernando Nogueira de Araujo afirma haber participado de una ceremonia en Paraguay en el año 1973, cuando se depositó los restos del Fuhrer en una cripta construida en un lugar subterráneo. Posteriormente allí se habría construido un hotel de propiedad de alemanes.

Esta información tiene relevancia al coincidir con un relato semejante que aparece en el libro citado de Abel Basti, hablando de un ciudadano brasileño de nombre Fernando que participó de la citada ceremonia.  Aquí el investigador argentino agrega algunos detalles más, como por ejemplo que la muerte de Hitler habría ocurrido dos años antes, en 1971 (Basti, 2014, p. 373).

Un paralelo con la caseta

¿De dónde vino la inspiración para investigar la solitaria caseta para guardias en Colonia Independencia?

Entre las descripciones que Basti hace sobre un complejo edilicio sobre el Lago Nahuel Huapi en Bariloche donde posiblemente vivió Hitler, habla sobre unas casetas para guardias frente al lago. Afirma este escritor que una todavía permanece en pie y   hoy se la puede ver navegando en esa zona (Basti, 2014, p. 164).

De manera similar, a unos kilómetros del casco urbano de Colonia Independencia, yendo por un camino de tierra rodeado de espesas vegetaciones hacia el Salto Suizo, a corta distancia antes de llegar a la caída de agua aparecen en medio del intenso verde los restos de lo que probablemente haya sido una caseta para guardias.

¿Qué explicación tiene esta pequeña construcción en ese sitio? La respuesta puede estar asociada a quienes habitaron en la segunda mitad del siglo XX en las dos casas de importante porte, de estilo alpino, que permanecen silenciosas sobre el Salto Suizo. 

Método

La presente investigación comienza a partir de datos históricos sobre la presencia de importantes referentes del nazismo en Argentina y en Paraguay al sobrevenir la derrota del proyecto de Adolf Hitler en el año 1945.  Por lo cual se recurre a la historiografía como método de base para contar con registros confirmados sobre quienes huyeron de la catástrofe alemana y efectivamente se refugiaron en los citados países, pasando luego a un terreno de conjeturas sobre otros (entre ellos el mismo Führer o il Duce) sobre quienes cae la sospecha de que también vivieron y quizá murieron en esta región.

Habiendo detectado restos de lo que parece haber sido una caseta de guardia militar, en las cercanías de unas misteriosas casas de tipo alpino en un lugar de difícil acceso denominado Salto Suizo (en las cercanías de Colonia Independencia, Guairá), se realizó un análisis arquitectónico de la citada caseta para confirmar en la medida de lo posible el aparente uso que tuvo para albergar a personal destinado a la protección de eventuales personalidades del derrotado régimen nazi.

A la vez se realiza una aproximación al tema de pesquisa en el formato de un estudio de caso, ya que se analiza una unidad (la caseta de guardia militar) para responder al planteamiento del problema.

El nivel del conocimiento que se produce al analizar los datos es exploratorio, ya que desconocemos que haya investigaciones sobre los restos de la caseta de guardia, o sobre las casas de estilo alpino en la cima del Salto Suizo.  

Resultados

En fecha 20 de agosto de 2016 hemos realizado exploraciones en el entorno del Salto Suizo, en las serranías de Colonia Independencia, Paraguay.  

La ubicación del sitio, a no más de 215 km de Asunción, tiene las peculiaridades de una tierra muy valorizada por su riqueza para la producción agrícola y pecuaria, y sobretodo porque la accesibilidad vial lo permite de manera muy favorable hasta las proximidades del salto.

Figura 1. Ubicación de la caseta de guardia militar

Vestigios de una construcción de uso militar: Presencia nazi en Colonia Independencia, Paraguay

Figura 2. Exuberante vegetación que rodea al lugar investigado

Vestigios de una construcción de uso militar: Presencia nazi en Colonia Independencia, Paraguay

Figura 3. Características geográficas del sitio investigado

Vestigios de una construcción de uso militar: Presencia nazi en Colonia Independencia, Paraguay

Las edificaciones observadas, tanto la caseta sin techo en el sector de abajo del salto como las casas en el sector superior, a cota de más 55 m, nos muestran un tipo de construcción hecho con muros de piedras, presumiblemente del lugar, por su disponibilidad abundante.

Se podría estimar una antigüedad aproximada de 50 años, con la particularidad de que la caseta ubicada en la cota inferior fue abandonada, no tuvo un mantenimiento edilicio, hasta el extremo de haber desaparecido el techo por consecuencia del deterioro. Esto induce a suponer que solo en un corto tiempo fue 
utilizado como edificio de vigilancia a los visitantes del lugar y para la seguridad de la vivienda principal, arriba del salto.

Figura 4.  Condición actual de la caseta de guardia

Vestigios de una construcción de uso militar: Presencia nazi en Colonia Independencia, Paraguay

Figura 5.  Dimensiones y estructura básica de la pequeña construcción

Vestigios de una construcción de uso militar: Presencia nazi en Colonia Independencia, Paraguay

Figura 6. Restos de la caseta en medio de la vegetación

Vestigios de una construcción de uso militar: Presencia nazi en Colonia Independencia, Paraguay

Las paredes anchas de 42 cm de la derruida caseta denotan la solución apropiada de construcción con piedras del lugar que dan buena protección térmica tanto para el verano como para el invierno. Se observa una chimenea anexa a la edificación.

En contraste, la vivienda ubicada en la meseta del salto a más 55 m, sigue bien mantenida, cuidada, con el debido interés de sus administradores, y con el personal necesario, apoyados por la vivienda de servicio, ubicada más al fondo de la propiedad.

La vivienda principal, además de sus muros de piedra de arenisca, elevadas con mortero de cemento y arena, conserva un techo de tejas francesas, característico de las construcciones de los alemanes y sus descendientes del lugar. Se observa la ubicación estratégica tanto por la belleza del paisaje de montaña como por la seguridad con que se pudo desarrollar la vida de sus habitantes, tanto en décadas pasadas como en la actualidad.

Por las características del entorno rural se puede aseverar que esta vivienda es una de las más importantes hasta hoy en ese sector de la cordillera del Ybyturuzú, y  que por emplazarse a tan gran altura, también pasa desapercibida y al mismo tiempo luce privilegiada por el paisaje, la vegetación y el retiro de los vecinos más cercanos.

Figura 7. Los investigadores teniendo de fondo la caseta

Vestigios de una construcción de uso militar: Presencia nazi en Colonia Independencia, Paraguay

Figura 8. Toma de datos para el análisis arquitectónico de la caseta

Vestigios de una construcción de uso militar: Presencia nazi en Colonia Independencia, Paraguay

Figura 9.  Salto Suizo, cerca de la caseta y en la cima, las casas

Vestigios de una construcción de uso militar: Presencia nazi en Colonia Independencia, Paraguay

Figura 10.  Una de las casas de estilo alpino, en la cima de la cascada

Vestigios de una construcción de uso militar: Presencia nazi en Colonia Independencia, Paraguay

Comentarios

Considerando las evidencias sobre la presencia de importantes referentes del nazismo posterior a 1945 en la Argentina y en Paraguay, la existencia de restos de una caseta con aspecto de haber albergado a una guardia militar, cercanos a casas de estilo alpino, asentados en Colonia Independencia con su historia marcada por la conexión al proyecto de Hitler desde inicios del Siglo XX, nos lleva a concluir que existe una gran probabilidad de que en las cercanías del Salto Suizo (quizá en las residencias de significativo porte) habitaron exponentes de alto nivel del Tercer Reich, quienes huyeron de Europa ante el victorioso avance de los Aliados.
Tras haber analizado las investigaciones históricas de Abel Basti, Mariano Llano y de Alfredo Seiferheld, las insinuaciones en estilo de novela de Umberto Eco, más los registros periodísticos, concluimos con certeza que varios de los personajes nazis de alto rango citados efectívamente vivieron en Paraguay.  Lo referente a la vida y muerte de Adolf Hitler en nuestro país, todavía demanda evidencias definitivas, aunque con lo expuesto en esta investigación deja en nuestras mentes la seria sospecha de que ello pudo haber ocurrido.
En cuanto a la ciudad Colonia Independencia, sus orígenes con inmigrantes alemanes, con la significativa condición de haber sido el lugar donde en el año 1928 se fundó el Partido Nazi en Paraguay, más las especiales  características naturales de su entorno en un lugar de dificil acceso en las primeras décadas del siglo XX, permiten suponer que ese sitio era ideal para albergar a refugiados nazis que necesitaban vivir en el anonimato.

Hasta el día de hoy, partiendo del casco urbano de Colonia Independencia yendo hacia Salto Suizo, no resulta fácil el viaje. El camino es de tierra y el lugar donde se encuentran la caseta para guardia y las casas alpinas están rodeadas de espesas vegetaciones.

El análisis arquitectónico realizado a la caseta de guardia, revela que lo más probable es que haya sido usada por efectivos militares o de seguridad, encargados de mantener la privacidad y una vida libre de amenazas a importantes personas, quizá relacionadas al Tercer Reich.

Referencias

Basti, A. (2014). Tras los pasos de Hitler. Buenos Aires. Editorial Planeta.

Colman Gutierrez, A. – Céspedes S. (2014). Brasileño confirma que asistió al sepelio de Hitler en Paraguay.  Recuperado de http://m.ultimahora.com/brasileno-confirma-que-asistio-al-sepelio-hitler-paraguay-n773861.html

Eco, U. (2015). Número Cero. Argentina. Editorial Lumen.
Llano, M. (2011). Hitler y los nazis en Paraguay. Asuncion, Paraguay. 
AGR Servicios Gráficos.

Paris, E. (2006).  La historia secreta de los Jesuitas. USA. Chick Publications.

Seiferheld, A. (2012). Nazismo y Fascismo en Paraguay. Asuncion, Paraguay. Editorial Servilibro.


 

Noticias
Inscriben a docentes de Columbia al Registro  de Pares Evaluadores de la ANEAES

Noticias

Inscriben a docentes de Columbia al Registro de Pares...

Docentes de la Universidad Columbia del Paraguay, Sede España y San Lorenzo, fueron...

Capacitación Pedagógica en Educación Superior 2020

Noticias

Capacitación Pedagógica en Educación Superior 2020

La Universidad Columbia del Paraguay abre la primera convocatoria 2020 del curso de...

Práctica en Campo Experimental de la Universidad

Noticias

Práctica en Campo Experimental de la Universidad

Tuvo lugar el 27 de junio pasado en el Campo Experimental de la Universidad Columbia del...

Taller sobre Preparación para Defensa de TCC

Noticias

Taller sobre Preparación para Defensa de TCC

El pasado 15 y 17 de julio, se llevó a cabo mediante la plataforma zoom el Taller: "¿Cómo...